Let's Connect

info@drduany.org

Call Me Now

(+1) 407-413-8425

Blog

infidelidad-1

Problemas comunes en el matrimonio: infidelidad, la superación de la tormenta

Facebook
Twitter
LinkedIn

Cuando dos personas deciden compartir una vida juntos como esposos, su relación amorosa vivirá diferentes etapas. Es imposible que una unión de tal importancia no cambie, madure o evolucione a través de los años. Sin embargo, así como la alegría puede llenar sus días, los conflictos pueden convertirse en el centro de la discordia, siendo uno de los problemas más comunes la infidelidad.

Las infidelidades son responsables de crear un dolor emocional sumamente intenso, y es que de todos los problemas comunes en el matrimonio de los que te hablaré en esta serie, este es el más devastador. Esta traición es tan peligrosa porque daña las bases del matrimonio, esas promesas de lealtad/honor, que un hombre y una mujer hicieron ante nuestro Señor.

No es sencillo superar que tu pareja te ha sido infiel. No es un proceso por el cual deban obligarte a pasar. Pero, si algo me dejas aconsejarte, es que cuando ambos cónyuges se comprometen a sanar, existe la posibilidad de que la relación sobreviva y recuperen la intimidad perdida.

 

El significado de la infidelidad: ¿Todas son iguales?

Es complicado definir lo que es la infidelidad para todos los matrimonios. Ella viene en muchas formas y ser infiel no implica únicamente mantener relaciones sexuales con una tercera persona. La traición de la confianza es lo que resume de una mejor manera a la infidelidad, y cada individuo tiene estándares diferentes.

Entonces, considero a la infidelidad como la ruptura de la promesa de lealtad a tu pareja. Un grave error con el que no solo la confianza se maltratará, sino que también puede tratarse como un tipo de abuso. Es por eso por lo que quienes son traicionados se sienten desolados, confundidos, inseguros y atormentados por los celos.

Nadie merece sentirse así en el seno de su hogar, con la persona con la que juraron compartir una vida en común. Pero, si tu intención es sanar, necesitas comprender tus propios sentimientos y darles el valor que merecen.

Uno de los primeros pasos está en tener en claro de qué forma se rompió la confianza en el matrimonio, cuál fue su gravedad. Con esto me refiero al tipo de infidelidad del que fuiste víctima. A continuación, quiero que analices, según estas características, a qué tipo de infidelidad se está enfrentando:

Según su intencionalidad

  • Directa o Intencionada: Son esas infidelidades en las que el hombre/la mujer engaña de forma planificada y deliberada.
  • Indirecta e inintencionada: Son esas en las que la premeditación no existió, fue ocasionada de manera repentina o accidental.

Según su naturaleza

  • Sexual: Implican aquellas infidelidades en las que hay relaciones sexuales.
  • No sexual: No existe contacto sexual, pero sí hay fantasías o sentimientos románticos.

Según el medio por el que acontece

  • Física: Es cuando quienes participan en la infidelidad coinciden de manera presencial.
  • Online: El internet ha provocado que no sea necesario verse cara a cara con alguien para cometer una infidelidad. Toda comunicación de esta índole que se dé, aunque sea por medio de una pantalla, es infidelidad.

 

¿Por qué me han sido infiel?: La lucha contra nosotros mismos/as

Como has podido ver, las formas en las que se puede traicionar un matrimonio van más allá de las obvias. Algunas duelen más que otras, y no todas dañan de la misma forma. Hace falta conocerse a sí mismo/a para identificar cuáles son los conceptos de lealtad y  las expectativas en la relación.

Aquí es en donde llegamos a la gran pregunta: ¿Por qué me han sido infiel?

Esta no es una pregunta que tendrá la misma respuesta para todos mis pacientes. Cada relación es diferente y existen tantas motivaciones detrás de la infidelidad, que nunca terminaríamos de hablar sobre ellas. Aun así, estas son las causas más habituales:

  • Insatisfacción en el matrimonio: Cuando una persona no se siente satisfecha dentro de su matrimonio, buscará fuera de este lo que cree que le falta. Puede tratarse de sexo, atención, reconocimiento e inclusive amor.
  • Monotonía en la relación: También hay quienes se sienten atrapados/as, aburridos/as en el matrimonio. Son infieles tratando de salir de las rutinas.
  • Malos conceptos de la lealtad: Hay quienes no creen en la monogamia, ni en los valores que Dios nos ha dado sobre el matrimonio. Simplemente, no recibieron esa clase de ejemplo de su propia familia.
  • Revancha: Algunas veces a quien le han sido infiel, decide vengarse siendo también infiel. Se trata de desquitarse por el trato que recibió.
  • Inestabilidad emocional: Por igual, hay quienes son infieles por un patrón de personalidad inestable. Por ejemplo, quienes tienen traumas infantiles, han sufrido de abusos o atraviesan problemas de salud mental como ansiedad o depresión. Incluso los adictos entran en esta categoría.

Sea cual sea la causa, seguramente te estarás culpando por tus decisiones, lo que pudiste hacer mejor o lo que ignoraste por no querer enfrentar. Pero, ante cada comentario que tengas, quiero que entiendas que la infidelidad es provocada por quien traiciona la confianza activamente.

Ahora, ¿debo perdonar a mi esposo/a? Ese es un debate interno en el que tienes que sincerarte.

infidelidad

¿Cómo continúo con mi matrimonio?

Una vez que hayas sido capaz de organizar todos esos sentimientos que tenías hacia la infidelidad de tu pareja, será el momento de analizar qué futuro tiene tu matrimonio. ¿Qué es lo que le depara después de esa terrible tormenta? Piensa con detenimiento en los siguientes consejos que te daré.

No tomes decisiones apresuradas

Si acabas de descubrir una infidelidad y apenas puedes con el dolor que eso ha traído a tu vida, tienes el derecho de tomarte un tiempo para reflexionar. Las emociones fuertes no son buenas consejeras, tampoco lo son los momentos de crisis.

No sabemos cómo actuaremos ante ciertas circunstancias, esas en las que todo parece oscuro y confuso. No decidas al instante que tienes que divorciarte. No es que no pueda ser una opción, después de todo, y como te he comentado, seguir o no en una relación tras la infidelidad es tu decisión. Pero, hay mucho por analizar y caminos que tomar antes de contactar a tus abogados. Tómalo con calma.

Dense el espacio necesario

Quienes no reflexionan sobre sus errores, no son capaces de aprender sobre las grandes lecciones que Dios nos da. Cuando acontece una infidelidad, ambas personas necesitan reflexionar sobre las razones por las cuales ocurrió la traición.

Quien fue infiel deberá comprometerse en cuerpo y alma a recuperar la confianza de su pareja. Mientras que a quien se le fue infiel, deberá trabajar en su propia autoestima y las inseguridades que la infidelidad despertó. Son procesos que deben darse de manera individual.

Busquen apoyo

En el camino de la recuperación de su matrimonio se requiere encontrar el apoyo necesario para avanzar. Me refiero tanto al apoyo de seres queridos como apoyo profesional. Rodéate de personas comprensivas y que traten de respetar tus sentimientos. En cambio, aléjate de quienes te juzguen, critiquen y ataquen sin siquiera pensar en ti como el ser humano que eres.

Asimismo, como siempre, te recordaré, consultar y seguir el consejo de profesionales capacitados sobre el matrimonio, será un acierto considerable. Los terapeutas matrimoniales y líderes espirituales podrán guiarte sobre este nuevo desafío que has emprendido: La recuperación de un matrimonio tras una infidelidad.

 

¿Necesitas más información del tema? Puedes obtenerla marcando al 407 618 0212.


Shopping Basket

Póngase en contacto

Suscríbase a nuestro boletín