Blog

¿Qué es la intimidad?

Facebook
Twitter
LinkedIn

Hoy en dia la intimidad no es entendida a cabalidad. Existen falsos conceptos en relación con la intimidad y es por eso que quiero escribir sobre este tema. Por ejemplo, muchos dicen que: 1) La intimidad es una participación sexual con otra persona. 2) Siempre está expresada personalmente. 3) El matrimonio naturalmente la producirá. 4) Se encuentra solo en relaciones con personas del sexo opuesto. 5) Es un sentimiento de cercanía. 6) Una vez que desarrolles intimidad, siempre la tendrás.

 

El tener estos falsos conceptos ha llevado a experimentar serios problemas relacionales en todas las dimensiones. La proporción de divorcios nos dicen que la falta de intimidad es la causa por la cual estos han advertido en los últimos 20 años.  Estudios sobre la Teoría del apego en los niños han demostrado que la falta de apego de los padres con los niños afecta la forma como esos niños, en un futuro, desarrollarán relaciones románticas (Bowlby, 1980; Hazan & Shaver, 1987). Otros estudios argumentan que la influencia en la niñez de estas experiencias de apego traumáticas, desciende al sistema neurobiológico que regula el comportamiento social y emocional del ser humano (Reite & Boccia, 1994).

 

¿Cuál es el significado de la palabra intimidad? La palabra intimidad viene del latín intimus que quiere decir “lo más profundo de nosotros”. Es una relación cercana entre dos personas que se sienten lo suficientemente seguros como para compartir sus sentimientos más profundos

 

Es un regalo de Dios. De hecho, fuimos creados para tener intimidad con Dios. Dios vive en intimidad con la deidad. Génesis 1:26-28 dice que Dios nos creó a Su imagen; Su imagen relacional. Para tener una relación de YO-TÚ con Dios y nuestro prójimo, en la que la intimidad sea la llave de la relación, en donde existe reciprocidad, dando y recibiendo amor.

 

Fuimos creados para vivir en familiaridad con nuestro prójimo. Gen. 2:18 dice que Adán estaba solo. A Dios no se le escapa nada. Dios quería resaltar la importancia de la intimidad y es por eso por lo que presenta al hombre en soledad, sin poder cumplir la función para la cual había sido creado. El hombre necesita tener otro ser similar a él para que pudiera emular la relación íntima que tenga con su creador. Por lo tanto, Dios le presentó a Eva y Adán: “esto es ahora hueso dijo de mis huesos y carne de mi carne. Esta es una persona con la cual yo puedo tener intimidad plena”.

 

Noten lo siguiente: las dos instituciones que Dios forma en la Creación se hicieron con el propósito de expresar la forma más elevada de tener intimidad. 

Dios instituye el Sábado para que el hombre exprese en la forma más elevada su confianza en Dios. Dios instituye el matrimonio para que el hombre exprese en la forma más elevada su intimidad con su prójimo (cónyuge) al llegar a ser una sola carne.

 

Si pensamos en la institución del Sábado, en la mente del judío el Sábado fue instituido para reposar en Dios y procrear. Esto es un reflejo de la esencia del hombre: creado para vivir en intimidad con Dios y su prójimo.

 

En el sermón matrimonial de Adán y Eva Dios les da la orden: “Dejará el hombre a su padre ya su madre y llegarán a ser una sola carne. Dios llama a dejar la relación que la pareja tenía con su familia de origen para que pueda unirse a su cónyuge y comenzar a experimentar una nueva unidad familiar. Es por eso por lo que el nivel de intimidad que tendrás con tu pareja estará muy relacionado con el nivel que aprendiste a tener en tu hogar de origen.

 

Génesis 2:25 dice que “estaban desnudos y no se avergonzaban”. ¿Qué quiere resaltar Dios a través del autor bíblico en este capítulo? Esta es la forma más gráfica de la intimidad marital: dos personas distintas, iguales en valor, con una relación emocional, espiritual y física profunda; en total trasparencia, sin miedo a ser conocidos. Es a esa la clase de franqueza, aceptación, confianza y excitación a la que yo aludo cuando uso la palabra intimidad.

 

Es obvio que habla de desnudez física, pero está implicando la desnudez o intimidad espiritual, emocional, intelectual y recreacional que se manifiesta en los dominios de la intimidad.

 

intimidad emocional

Debes sentirte libre de expresar tus sentimientos, sin miedo a ser juzgado(a) o rechazado(a) Una parte muy importante para lograr esta conexión es el autoconocimiento, pues mientras mejor sepamos cómo nos sentimos y por qué, será más sencillo explicarlo a nuestra pareja y contactar con situaciones internas que perturban nuestra tranquilidad.

 

intimidad intelectual

Todas las ideas (hasta las más locas), las escucha tu pareja y viceversa. ¿Te ha pasado que es sencillo que los dos se queden hasta la madrugada platicando de diversos temas?

 

Eso es la intimidad intelectual: lo que compartimos y escuchamos para enriquecernos esenciales. Este concepto es súper importante, pues tiene mucho que ver con la admiración del otro.

 

intimidad recreacional

Implica desde ir al parque, hasta leer un libro juntos o compartir cualquier actividad que disfruten hacer y les apasione. Hay parejas que tienen hobbies en común, lo cual es de mucho beneficio para contrarrestar la rutina en la que algunas relaciones pueden llegar a caer.

 

intimidad sexual

Besos, caricias, masajes… atrévanse a experimentar en su relación, a conocerse y compartir sus gustos. Un escape apasionado de fin de semana. Las ideas son ilimitadas.

Conocemos entonces los diferentes tipos de intimidad que existen, y lo importante que son para tener una relación estrecha y profunda con nuestro cónyuge. Al superar la vergüenza, volvernos vulnerables ante el otro, lograremos alcanzar la intimidad, lo cual aplica tanto en nuestra relación con Dios como en nuestra relación con el prójimo.

 

¿Quieres saber cómo podemos lidiar con la vergüenza? ¿Cómo podemos reparar esa relación de intimidad que hemos roto o que todavía no hemos construido? ¿Quieres sentir en tu vida el gozo de lograr una relación íntima con Dios y con tu prójimo? Si es así, te invito a leer nuestro próximo blog, para que veas que hay esperanza en medio de la vergüenza. Dios te bendiga


Shopping Basket

Póngase en contacto

Suscríbase a nuestro boletín