Blog

Cómo cambiar nuestra mentalidad

Facebook
Twitter
LinkedIn

Para cambiar nuestra mentalidad tenemos que seguir una serie de pautas, consejos y herramientas que sirvan para impulsarte, en este artículo te las dejo.

A veces en la vida nos damos cuenta de que nuestra manera de pensar acerca de algo específico actúa más como un obstáculo que como una herramienta a nuestro favor.

Cuando esto sucede, lo más sabio es simplemente cambiar nuestra mentalidad. No obstante, este cambio no es tan sencillo como parece y puede llevar bastante tiempo lograrlo.

Tomar la decisión de cambiar nuestra mentalidad

El primer paso para cambiar nuestra mentalidad es decidir que queremos hacerlo. Esto puede parecer obvio, pero al reconocer que deseamos transformar nuestra perspectiva sobre algo en particular, en realidad estamos identificando el problema.

Esto facilita abordarlo y, como consecuencia, nos ayuda a actuar de manera efectiva para lograr nuestros objetivos.

Establecer un objetivo

Cualquier cambio en nuestra vida exige transitar de un estado a otro. Ese «otro» es la meta que buscamos alcanzar, y definirla nos guiará para lograrlo.

En este sentido, establecer la meta del cambio mental que deseamos nos ayudará a concretar la modificación de mentalidad que nos hemos propuesto, permitiéndonos dirigir nuestras acciones en una dirección específica y claramente definida.

El conocimiento es poder

Cambiar nuestra mentalidad puede parecer sencillo cuando tenemos la voluntad y la determinación de hacerlo. No obstante, durante el proceso, es probable que nos topemos con obstáculos que no habíamos anticipado.

Por ello, es recomendable adquirir información para aprender a superarlos de manera adecuada. ¿Cómo? Esto dependerá del cambio de mentalidad que deseamos realizar. Será especialmente útil informarse y formarse en el campo que queremos modificar.

Por ejemplo, si aspiramos a ser más asertivos, tendremos que aprender a tomar decisiones firmes y a mejorar nuestra habilidad para comunicarlas. Si buscamos ser más expresivos, será necesario aprender técnicas de comunicación interpersonal. En caso de querer superar ciertos miedos, será crucial informarse sobre el tema y aprender cómo abordarlo, entre otras acciones específicas para cada caso.

Adquirir nuevas experiencias

Además de la información y la educación, otro factor que puede facilitar el cambiar nuestra mentalidad son las experiencias que acumulemos.

En este sentido, podemos buscar intencionalmente nuevas vivencias que nos permitan observar las cosas desde una perspectiva diferente. Por ejemplo, un viaje, un cambio de trabajo, aprender un nuevo idioma, trabajar en la autoestima, entre otras actividades.

El tipo de experiencia que más nos convenga dependerá del cambio de mentalidad que deseamos lograr.

Relacionarse con modelos a seguir

Otro factor crucial que puede ayudarnos significativamente a cambiar de mentalidad es el entorno en el que nos desenvolvemos. En este sentido, estar rodeado de personas que puedan servir como modelos a seguir nos asistirá considerablemente en alcanzar el cambio de mentalidad deseado.

¿Por qué? Porque al compartir tiempo y experiencias con personas que piensan de la manera en que nosotros queremos hacerlo, vamos a adoptar ideas y enfoques similares.

El simple hecho de pasar tiempo con personas que puedan ser un ejemplo para nosotros nos permitirá ver las cosas desde una perspectiva diferente y, sobre todo, nos posibilitará imitar acciones y formas de pensar que, de otra manera, podrían no haberse cruzado por nuestra mente.

Visualización del éxito

Una herramienta poderosa que puede ser de gran ayuda en cualquier proyecto de vida, incluido el cambio de mentalidad, es la visualización del éxito. Consiste en imaginar cómo será el momento en el que hayamos alcanzado la meta que nos hemos propuesto.

Esta técnica es sencilla, pero sumamente efectiva para mantener firme la determinación que nos ha llevado a iniciar el proyecto que nos hemos propuesto y mantener un enfoque optimista.

Examina si algo te está limitando

Aparte de adoptar una actitud proactiva para cambiar la mentalidad, es crucial considerar que ciertos factores externos podrían actuar como limitantes, dificultando o impidiendo el cambio que buscamos.

Es esencial examinar detenidamente nuestro entorno cercano para identificar posibles elementos que puedan estar actuando como obstáculos.

Ya sea el ambiente laboral, la educación recibida en la infancia, la influencia familiar, ciertas amistades, la ubicación geográfica o cualquier otro factor externo, podrían estar obstaculizando el cambio de mentalidad deseado.

Una vez identificados estos obstáculos, es fundamental encontrar formas adecuadas de superarlos.

Ignorar críticas negativas

Las críticas pueden ser un obstáculo significativo en el proceso de cambiar nuestra mentalidad.

En general, siempre habrá personas que nos apoyen y otras que no lo hagan, sin importar lo que hagamos. Si recibimos críticas constructivas, podríamos aprovecharlas para mejorar aspectos que no habíamos considerado.

Sin embargo, si percibimos que las críticas son principalmente negativas y no aportan nada positivo, lo mejor es simplemente ignorarlas.

¿Por qué? Porque este tipo de críticas no busca generar mejoras, sino más bien causar daño. Ignorarlas es la mejor manera de evitar que la persona que critica continúe haciéndolo. Prestarles atención probablemente refuerce su comportamiento crítico.

Finalmente, al abordar cambiar nuestra mentalidad, es fundamental recordar que, como la mayoría de los aspectos en la vida, se trata de un proceso. No ocurre de la noche a la mañana, sino que se desarrolla gradualmente hasta convertirse en un hábito plenamente integrado en nuestra forma de pensar.


Shopping Basket

Póngase en contacto

Suscríbase a nuestro boletín