Blog

¿Qué es la adicción y por qué acorta tu vida?

Facebook
Twitter
LinkedIn

Te hablaré de qué es la adicción y cómo es que afecta tu vida cuando permites que forme parte de tu vida, la manera en que acorta tus años.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) define la adicción como una enfermedad física y psicoemocional que conlleva una dependencia hacia una sustancia, actividad o relación.

Esta condición se manifiesta a través de una serie de signos y síntomas que abarcan factores biológicos, genéticos, psicológicos y sociales. En ella, se presentan episodios recurrentes de pérdida de control, a pesar de las consecuencias negativas, acompañados de alteraciones del pensamiento, incluyendo la negación de la enfermedad y minimización de sus efectos.

Se pierde el control

Las personas adictas pierden el control sobre sus acciones y emociones, siendo impulsadas a repetir conductas adictivas a pesar de las consecuencias negativas asociadas.

Las adicciones pueden manifestarse a través de diversas formas. A menudo, la adicción se vincula con el uso de ciertas sustancias, pero también puede involucrar conductas, pensamientos y emociones específicas, así como relaciones interpersonales.

El inicio de la adicción a menudo se relaciona con el uso de sustancias o la adopción de comportamientos desajustados con la intención de escapar de la realidad o buscar bienestar, pero con el tiempo, se desarrolla una progresión hacia la pérdida de control y el aumento de la necesidad de más.

Dentro del contexto de la adicción, es fundamental comprender términos esenciales como tolerancia, uso, abuso y dependencia. La progresión más común en el desarrollo de las adicciones abarca varias etapas, desde la experimentación hasta el uso, el abuso y, finalmente, la dependencia.

Cómo superar la adicción paso a paso

Tolerancia

Se refiere a un estado de adaptación biológica que se caracteriza por una disminución en la respuesta que normalmente provoca la administración de la misma cantidad de una sustancia.

Uso

Sabiendo en qué es la adicción, se considera un tipo de relación con una sustancia o una actividad adictiva en la que no se observan, por su cantidad, su frecuencia o la situación del individuo, consecuencias inmediatas sobre el consumidor o su entorno. Es necesario evaluar detenidamente antes de definir como «uso» una forma particular de consumo.

Abuso

Se trata de un patrón de consumo que ocasiona trastornos o limitaciones clínicamente significativos, manifestados por uno o más indicadores:

No poder cumplir o tener reiterados fracasos para cumplir obligaciones importantes. Uso repetido en situaciones que impliquen riesgo físico. Consumo continuado de la sustancia a pesar de experimentar problemas sociales o interpersonales persistentes o recurrentes, agravados por los efectos de la sustancia.

Dependencia

Según la Clasificación Internacional de Enfermedades (CIE-10), la dependencia se caracteriza por el deseo intenso de consumir una sustancia, acompañado de una disminución en la capacidad para controlar su consumo, la aparición de síntomas de abstinencia y tolerancia, el abandono progresivo de otras fuentes de placer o entretenimiento, así como el aumento del tiempo necesario para obtener o ingerir la sustancia o recuperarse de sus efectos. Además, se manifiesta mediante la persistencia en el consumo de la sustancia a pesar de sus claras consecuencias perjudiciales.

Al saber qué es la adicción, es una enfermedad compleja, en la que la base biológica es fundamental para comprender por qué las personas necesitan más que buenas intenciones o fuerza de voluntad para superar sus adicciones. Esta enfermedad tiene la capacidad de secuestrar e incluso destruir regiones cerebrales cruciales que nos ayudan a vivir.

Patología dual

Es crucial comprender que la adicción y las enfermedades mentales frecuentemente coexisten. La patología dual se refiere a la coexistencia de un trastorno adictivo y otro trastorno mental, o la superposición de ambos.

En ciertos casos, trastornos como ansiedad, depresión o esquizofrenia se manifiesta antes que la adicción. En otros, el consumo de drogas puede desencadenar o agravar estos trastornos mentales, especialmente en personas con cierta vulnerabilidad específica.

Personas que experimentan ansiedad o depresión pueden recurrir al consumo de drogas para aliviar los síntomas psicológicos, iniciando así un ciclo peligroso que, con el tiempo, empeora los síntomas y aumentar el riesgo de desarrollar una adicción. Por esto, abordar todos estos problemas simultáneamente en el tratamiento es crucial.

El impacto de qué es la adicción en la calidad de vida es significativo. Según la OMS, la calidad de vida se ve influenciada por la salud física, el estado psicológico, el nivel de independencia, las relaciones sociales y la interacción con el entorno. Para las personas adictas y sus familias, la calidad de vida disminuye en todos sus aspectos.

La adicción afecta todos los ámbitos de la vida, convirtiéndose en el foco principal y afectando tanto al individuo como a su entorno. Esto conlleva conflictos familiares, problemas laborales, dificultades en las relaciones sociales y la aparición de signos y síntomas que dificultan la conducta y las emociones del adicto. Pueden presentarse cambios de humor, irritabilidad, comportamientos violentos, problemas familiares recurrentes, aislamiento, ausentismo laboral y escolar, entre otros. Además, con frecuencia, genera graves problemas físicos, derivados, por ejemplo, de accidentes asociados al consumo de sustancias.

El camino de la recuperación.

Lamentablemente, no tengo la capacidad de recomendar o referir centros específicos ni dar garantías sobre su eficacia o calidad. Mi objetivo es proporcionar información útil y general sobre una variedad de temas. Es fundamental realizar una investigación minuciosa, leer reseñas, hablar con profesionales y quizás visitar las instalaciones antes de tomar una decisión sobre un centro terapéutico.

Si estás interesado en obtener ayuda para adicciones o buscar un centro especializado, te sugiero que busques en directorios en línea de centros de rehabilitación, terapeutas o profesionales médicos en tu área. Además, contactar a organizaciones de salud mental o adicciones puede proporcionarte información y referencias útiles.

Existen distintas formas de adicción. A menudo, se relaciona la adicción con el consumo de ciertas sustancias, pero también se vincula con comportamientos, pensamientos, emociones e incluso personas. El inicio de la adicción puede darse a través de drogas o conductas desadaptadas como un método de evasión o búsqueda de bienestar aparente, pero gradualmente lleva al descontrol y a una creciente «necesidad de más». Además, resulta crucial entender conceptos fundamentales en la definición de la adicción, tales como la tolerancia, el uso, el abuso y la dependencia. Estos conceptos reflejan las distintas etapas que van desde la experimentación, pasando por el uso indebido y terminando en la dependencia.

La tolerancia y qué es la adicción

La tolerancia se refiere a un estado de adaptación biológica que se caracteriza por una disminución en la respuesta a la misma cantidad de una sustancia tóxica. El uso se refiere a la relación con la sustancia o actividad adictiva en la que no hay consecuencias inmediatas sobre el consumidor o su entorno. Por otro lado, el abuso implica un patrón de consumo que provoca perturbaciones clínicamente significativas, evidenciadas por la incapacidad de cumplir responsabilidades importantes, el consumo en situaciones de peligro o problemas recurrentes en ámbitos sociales. Finalmente, la dependencia se manifiesta con un fuerte deseo de consumir una sustancia, la disminución de la capacidad para controlar el consumo, la aparición de síntomas de abstinencia y la persistencia en el consumo a pesar de las consecuencias negativas evidentes.

La adicción es una enfermedad compleja que involucra una base biológica. Es esencial comprender que las personas necesitan mucho más que buenas intenciones o fuerza de voluntad para superar sus adicciones, ya que este trastorno puede secuestrar y dañar regiones cerebrales vitales que son fundamentales para la vida.

Patología dual

Es fundamental reconocer qué es la adicción y los trastornos mentales suelen coexistir. La patología dual describe la presencia simultánea de un trastorno adictivo y un trastorno mental, o la intersección de ambas disfunciones. En algunos casos, afecciones como la ansiedad, la depresión o la esquizofrenia pueden desarrollarse antes de la adicción. Por otro lado, el uso de drogas desencadena o empeorar estos trastornos mentales, especialmente en individuos con vulnerabilidades específicas.

Hay situaciones en las que personas que sufren de ansiedad o depresión recurren al consumo de drogas para aliviar los síntomas psicológicos, lo que desencadena un ciclo peligroso y, con el tiempo, aumenta el riesgo de desarrollar una adicción. Por esta razón, el tratamiento de todos los problemas coexistentes debe ser tratado de manera simultánea.

Impacto de la adicción en la calidad de vida

La calidad de vida, según la OMS, es un concepto complejo influenciado por la salud física, el bienestar psicológico, el nivel de independencia, las relaciones sociales y la interacción con el entorno. Para las personas adictas y sus familias, la calidad de vida disminuye en todos sus aspectos. La adicción afecta todos los ámbitos de la vida, convirtiéndose en el núcleo central y devastador de la existencia del individuo y su entorno.

Esta situación progresivamente desencadena conflictos familiares, laborales y sociales. Frecuentemente, el adicto experimenta síntomas y signos que interfieren con su conducta y emociones, como cambios de humor, irritabilidad, comportamientos violentos, problemas familiares recurrentes, aislamiento, ausentismo laboral y escolar. Además, la adicción a menudo ocasiona graves problemas físicos, directa o indirectamente, como consecuencia de accidentes asociados al consumo de sustancias.


Shopping Basket

Póngase en contacto

Suscríbase a nuestro boletín