Blog

¿Qué enfermedades puede causar el estrés?

Facebook
Twitter
LinkedIn

Lo que puede causar el estrés es terrible, va más allá de esa sensación de mal humor y sentirse acelerado que puedes pasar por un rato. Te abruma y si no lo controlas te enferma.

Enfermedades y síntomas

A continuación, te muestro las distintas enfermedades con sus síntomas.

Enfermedades cardiovasculares

Entre lo que puede causar el estrés, está el corazón que se ve afectado de varios modos.

El estrés puede tener relación con otros problemas de salud. Por ejemplo, algunas enfermedades del corazon son estimuladas por este malestar, en particular pueden presentarse:

  • Angina de pecho
  • Arritmias cardiacas de tipo maligno
  • Ataque de corazón
  • Ictus
  • Tensión arterial alta

Todas las enfermedades cardiovasculares, desde la isquemia y la hipertensión hasta las arritmias cardíacas, los accidentes cerebrovasculares y la insuficiencia cardíaca, aumentan significativamente en el primer año después de un diagnóstico de estrés mental, según una nueva investigación que incluye a más de 136 000 pacientes estresados ​​y 171 000 no estresados. controlando por variables genético-familiares) y las comparó con casi 1,4 millones de suecos del mismo sexo y edad que no estuvieron expuestos a estrés.

 

Trastornos del sueño

La falta de sueño puede hacer que el cuerpo actúe como si estuviera en una situación peligrosa, liberando más cortisol, la hormona del estrés. El cortisol es responsable de la respuesta de lucha o huida ante el peligro, aumentando la frecuencia cardíaca antes de la huida. Con el tiempo, sin embargo, demasiado cortisol puede provocar aumento de peso y problemas cardiovasculares. Por lo general, ocurre cuando los malos hábitos de sueño impiden que el cuerpo regule sus niveles hormonales durante la noche. De hecho, dormir menos de cinco horas por noche se ha relacionado con problemas causados ​​por la producción excesiva de cortisol, como la presión arterial alta.

Más descanso puede reducir significativamente los niveles de cortisol y restaurar el equilibrio de nuestros sistemas corporales. Como precaución, trata de dormir de siete a nueve horas por noche para evitar el riesgo de niveles elevados de hormonas en general y para reducir la sensación de estrés y ansiedad.

Te podría interesar esta entrada donde profundizamos sobre el estrés.

Úlceras

Algo que también puede causar el estrés, es una úlcera en el estómago.

Primero, una úlcera por estrés es una lesión superficial del estómago; pero luego, debido a un tratamiento inadecuado (o la falta del mismo), puede causar serios problemas en nuestro sistema digestivo.

Se requiere definir qué es realmente una úlcera. Esta es una lesión que ocurre en las paredes de las membranas mucosas que rodean los órganos del cuerpo. Pueden desarrollarse en el estómago o el intestino delgado y se denominan úlceras pépticas o úlceras estomacales.

Entre las causas más comunes de tales enfermedades, vale la pena mencionar que muchas personas llevan un estilo de vida poco saludable. El estrés también se asocia a menudo con malas decisiones en nuestra vida diaria y estilo de vida, y puede ser un factor importante en las úlceras de estómago. A veces, el estrés o la mala nutrición pueden aumentar la presencia de una bacteria llamada H. pylori, que ataca los jugos gástricos en el estómago, interfiriendo con su funcionamiento normal.

Las úlceras son muy peligrosas porque suelen ser asintomáticas, lo que significa que los pacientes no presentan signos de úlceras y solo aparecen cuando alcanzan cierta gravedad. Sin embargo, otras úlceras pueden ir acompañadas de dolor y cambios físicos. Algunos de estos síntomas son:

  • Dolor abdominal
  • Hinchazón e hipo.
  • Náuseas

Otro de los síntomas puede ser menstruación irregular p problemas en el cabello que se cae sin razón alguna.

 

Ansiedad y depresión

Debido a la similitud de algunos síntomas e incluso causas, no siempre es fácil distinguir entre ansiedad y depresión: ante un mismo evento, una persona puede reaccionar con ansiedad o depresión, pues básicamente ambas patologías son formas de adaptación al medio. Sin embargo, estas son sus principales diferencias:

La ansiedad se manifiesta en forma de diversos trastornos a nivel cognitivo y psicofisiológico. Sus síntomas más comunes son: dolor abdominal, diarrea o micción frecuente, mareos, dolor de cabeza, tensión muscular, dificultad para respirar, frecuencia cardíaca rápida e irregular, sudoración, temblores, fatiga, irritabilidad y problemas de insomnio. Por el contrario, un estado depresivo puede provocar sentimientos de culpa o baja autoestima, cambios drásticos en el apetito, cansancio y dificultad para concentrarse. También pueden causar trastornos del sueño.

Síndrome de fatiga crónica

Lo que puede causar el estrés con la fatiga crónica es serio.

Se trata de una afección grave a largo plazo que afecta en varias zonas del cuerpo. Otro nombre es encefalomielitis miálgica/síndrome de fatiga crónica. Es frecuente que te haga difícil realizar actividades normales. A veces es posible que ni te puedas parar de la cama.

Los síntomas del síndrome de fatiga crónica pueden incluir:

  • Dolor
  • Fatiga severa que no mejora con el descanso
  • Malestar o fatiga post-esfuerzo, donde sus síntomas empeoran después de cualquier actividad física o mental
  • Mareos
  • Problemas con pensar y concentrarse
  • Problemas para dormir

 

Trastornos alimenticios

Para las personas con ciertos trastornos alimentarios, los altos niveles de estrés a menudo son causados ​​por factores sociales y ambientales, incluidas las presiones sociales sobre los ideales o las normas de un cuerpo perfecto.

Además, factores emocionales como la culpa y la vergüenza que las personas sienten por su cuerpo o imagen facilitan y refuerzan el desarrollo de estos estados estresantes y de tensión persistente.

Sin embargo, no todo es negativo cuando hablamos de estrés. El estrés no siempre está asociado con la ansiedad y la negatividad dolorosa. Si las personas pueden aprender e internalizar mecanismos efectivos para afrontar el estrés, como la respuesta de relajación, es posible canalizar esta energía, convirtiéndola en una motivación que nos impulse a la acción y al cambio.

Ya en artículos anteriores hemos hablado del estrés, si los consejos que te hemos dejado no te funcionan, recuerda que el doctor Duany y su equipo te pueden ayudar para que encuentres el camino y superes el estrés, llama ahora.

 

 


Shopping Basket

Póngase en contacto

Suscríbase a nuestro boletín