Blog

El estrés: Cómo puede afectar negativamente

Facebook
Twitter
LinkedIn

El estrés es beneficioso cuando lo necesitamos y en dosis controladas, el problema está cuando se nos sale de las manos y lo tenemos sin razón. En este artículo sabrás cómo te afecta y qué hacer para controlarlo.

¿Qué es el estrés?

El estrés es nuestra respuesta cuando nos sentimos estresados ​​o amenazados. Esto suele suceder cuando nos encontramos en una situación que no podemos manejar o controlar.

En ocasiones, una cantidad pequeña de estrés puede servir para hacer las cosas y sentirnos con más energía. Pero puede convertirse en un problema cuando el estrés dura mucho tiempo o es muy intenso. En algunos casos, el estrés puede afectar nuestra salud física y mental.

Puede que escuches a los profesionales de la salud referirse a ciertos tipos de estrés como «agudo» o «crónico»:

  • El estrés agudo ocurre de minutos a horas después del evento. Es de corta duración, por lo general menos de unas pocas semanas, y muy intenso. Puede seguir a un evento frustrante o inesperado. Por ejemplo, esto podría ser un duelo repentino, un ataque o un desastre natural.
  • El estrés crónico puede durar mucho tiempo o aparecer y desaparecer. Puedes experimentar esto si pasas mucho estrés la mayor parte del tiempo. También puedes experimentar estrés crónico si tu vida diaria es difícil, como si eres un cuidador o vives en la pobreza.

 

El estrés como problema de salud mental

El estrés es de los principales factores de riesgo relacionados con los principales trastornos de salud, como enfermedades cardíacas, accidentes cerebrovasculares y cáncer. Además de estar directamente involucrado en algunas de estas enfermedades, también afecta indirectamente al apoyar otros factores de riesgo (por ejemplo, obesidad, tabaquismo, presión arterial alta). En pocas palabras, el estrés hace que nuestros cuerpos sean más susceptibles a problemas de salud que pueden matarnos.

Además, se ha relacionado con diversas dolencias como el tracto gastrointestinal, dolor crónico, problemas para dormir, lo que se suma al impacto de estos en nuestras vidas. El estrés puede perjudicar seriamente nuestro funcionamiento normal del día a día, afectando nuestro bienestar y calidad de vida.

Cuando hablamos de estrés, estamos utilizando un término muy utilizado en el lenguaje cotidiano. Por lo tanto, la palabra estrés puede significar diferentes cosas para diferentes personas. Pero cuando nos referimos al estrés en el campo de la salud mental, nos referimos a algo más específico, una respuesta a las demandas que nuestro cuerpo le hace. El estrés es un proceso que involucra variables fisiológicas desencadenadas por una situación o estímulo, sin olvidar las interpretaciones perceptivas y cognitivas que median entre esa situación y nuestras respuestas.

 

Efectos psicológicos de salud mental

Las personas que se afectan por problemas de salud mental tienen más probabilidades de desarrollar otras enfermedades como diabetes, enfermedades cardíacas y cáncer de colon y de mama.

Por lo tanto, al referirse a la salud mental o la salud física, no deben tratarse por separado, ya que existen muchas asociaciones entre la salud mental y las enfermedades crónicas que tienen un impacto significativo en una persona.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) define la buena salud como “un estado de completa salud física, mental y social, y no solamente la ausencia de enfermedad”. Además, la Organización Mundial de la Salud aboga por la integración de la salud física y mental, porque “no hay salud sin salud mental”.

De acuerdo con estudios se han visto distintos desencadenantes del estrés y categorías de los estresores, tal como se ve en este estudio.

Manejo del estrés

Para que puedas lidiar con el estrés, te recomiendo estos consejos:  

Identificar lo que está causando tu estrés

Usa un diario para que identifiques qué situaciones te estresan más y cómo los enfrenta. Registra tus pensamientos, sentimientos e información sobre tu entorno, incluidas las personas y circunstancias involucradas, el espacio físico y sus reacciones. Tomar notas puede ayudarte a encontrar patrones entre los factores estresantes y sus respuestas a ellos para que puedas crear un plan para manejar el estrés.

Si quieres saber por qué tenemos tanto estrés, en este artículo te lo contamos.

Pon límites

Haz una lista de proyectos y compromisos que te abruman. Identifica qué cosas son prioritarias y reduce todo lo innecesario. Evita más compromisos hasta que te sientas que el estrés está bajo control. Establecer límites a las obligaciones no esenciales es importante para reducir el estrés crónico.

Ponte en contacto con tu sistema de soporte

Acércate a tu familia o amigos. Ellos pueden haber pasado por desafíos similares y tener pensamientos y perspectivas útiles. No necesitas enfrentar solo las circunstancias desafiantes de la vida. De hecho, el apoyo de familiares y amigos puede ayudarte a cuidarse mejor.

El estrés lo podemos notar en muchos aspectos físicos, se ha probado en diversos estudios que incluso puede coadyuvar a que sufras infartos.

Comprometidos con tu salud

Haz lo que puedas para mejorar tu salud y tener la energía y la fuerza para enfrentar tus desafíos. Los pequeños pasos, como reducir el consumo de demasiados refrigerios, pueden tener resultados positivos. Del mismo modo, caminar a paso ligero u otro ejercicio aeróbico puede aumentar tus niveles de energía y concentración, y reducir la ansiedad. La actividad física aumenta la producción de endorfinas para sentirse bien y reduce la producción de hormonas del estrés.

Controla tu dispositivo

Las personas que consultan regularmente el correo electrónico o las redes sociales tienden a mostrar más estrés. Date un respiro durante el fin de semana o por la tarde. Apaga tu teléfono antes de acostarte.

Mejorar la calidad del sueño

Las mujeres que sufren estrés crónico a menudo sufren privación del sueño y, en algunos casos, pérdida del sueño debido al estrés. Comienza a relajarte una o dos horas antes de acostarte o participa en actividades de relajación como escuchar música relajante, leer un buen libro o practicar técnicas de relajación como la meditación.

Pedir ayuda adicional

Si continúas sintiéndote abrumado o tienes problemas para hacer frente a la vida diaria, busca la ayuda de un profesional de salud mental con licencia, como un psicólogo. Los psicólogos están capacitados para ayudarte a desarrollar estrategias efectivas de manejo del estrés y hacer cambios para mejorar tu salud en general.

Si tienes problemas para lidiar con el estrés a pesar de que sigues las pautas distintas recomendadas aquí y vistas en otros sitios, ten presente que el doctor Duany y su equipo de expertos te pueden ayudar a lidiar con el estrés, llama ahora y hablemos.

 

 

 


Shopping Basket

Póngase en contacto

Suscríbase a nuestro boletín