Blog

¿Cómo podemos aumentar nuestra resiliencia ante la ira?

Facebook
Twitter
LinkedIn

Es útil pensar en el manejo de la ira como un conjunto de herramientas con diferentes herramientas en sí que se pueden seleccionar para lidiar con diferentes situaciones. De la misma manera en la que usaríamos un martillo, así como también clavos para colgar un cuadro en la pared y no una llave inglesa, y a la inversa, una llave inglesa para abrir una tubería, en lugar de un martillo y clavos, debemos elegir nuestras herramientas de ira para adaptarnos a la situación que tenemos a mano.

 

El primer paso para desarrollar esta habilidad es adquirir tantas herramientas como sea posible. Esto a menudo requiere que salgamos de nuestra zona de confort y practiquemos nuevos comportamientos y nuevas formas de pensar.

 

El segundo paso es elegir la herramienta más eficaz de nuestro kit para una situación o desafío particular. Y recuerda, no todas las herramientas funcionan para todos o todo el tiempo.

 

Las siguientes son algunas herramientas útiles:

  • Reducción y manejo del estrés efectivos
  • Centrarse en las áreas en las que uno tiene el control
  • Defenderse a sí mismo(a) de manera firme pero respetuosa.
  • Establecer límites, y que sean límites apropiados
  • Saber cuándo dejar ir
  • Confrontar cuando sea apropiado y seguro
  • Evitar cuando sea apropiado
  • Humor
  • Ejercicio físico
  • Aumentar el dominio y la satisfacción de la vida
  • Aprovechar las propias fortalezas para abordar los desafíos de la vida.
  • Expectativas realistas de nosotros mismos y de los demás.
  • Sanación emocional y psicológica
  • Explorar diferentes perspectivas en lugar de la «visión de túnel» o el pensamiento rígido.
  • No personalizar situaciones y adoptar una postura de resolución de problemas.

Aprender a ser asertivo

Dentro de todo el proceso se necesita aprender a ser asertivo. Esto quiere decir, ser asertivo consigo mismo(a) cuando se experimentan sentimientos intensos con relación a la pareja o cualquier otra situación (https://we.tl/t-OMAtQ8Eax5).

 

La asertividad es un comportamiento aprendido que se encuentra entre los extremos de la emoción reprimida o la explosión con ira.

 

Cuando una persona es asertiva, elige expresar sus sentimientos de manera calmada y directa sin volverse defensiva, hostil, o emocionalmente cargada. Permite a otros completar sus pensamientos antes de hablar.

 

De igual forma, la persona apoya la posición que va con sus sentimientos o con la evidencia. Incluso, toma sus propias decisiones de acuerdo con lo que piensa que es lo correcto. En este sentido, enfrenta rectamente los problemas y las decisiones. Se considera fuerte y capaz, pero generalmente equivalente a otras personas, además enfrenta responsabilidades con respeto a su situación.

 

Entonces, tanto la resiliencia como la asertividad, son herramientas de extrema utilidad cuando de controlar la ira se trata. Ambas constituyen una base sólida desde la cual la persona puede manifestar sus emociones, tanto positivas como negativas, de una forma segura, controlada y que no le hará daño a ella ni a los que le rodeen. La persona podrá entonces reaccionar desde la asertividad y la resiliencia controlando el impacto que la ira podría causar. Por ende, podrá hacer uso de las herramientas que ha aprendido para poder manifestar su ira de forma racional y sin consecuencias perjudiciales.

 

En la Biblia, Dios nos proporciona consejos útiles para nuestra salud emocional y buena convivencia con nuestro prójimo. Tal es el caso del consejo del Apóstol Pablo en Efesios 4:26, “Airaos, pero no pequéis”. Dios no nos dice que no sintamos ira. Somos humanos, estamos llenos de una gama de emociones. Pero, sí nos recomienda controlar la ira de manera que esta no nos haga pecar, no nos haga daño, no nos aleje de las demás personas, y, más importante, que no nos aleje de Él.

 

¿Te han gustado las herramientas que te hemos mostrado aquí? ¿Piensas que son de utilidad en tu vida? ¿Conoces alguna otra forma de controlar la ira? Dios nos ayude a ser personas asertivas y resilientes en todos los aspectos de nuestras vidas, para que podamos vivir en felicidad y paz plena con nosotros mismos y con nuestro prójimo. Que Dios te bendiga.


Shopping Basket

Póngase en contacto

Suscríbase a nuestro boletín