Let's Connect

info@drduany.org

Call Me Now

(+1) 407-413-8425

Blog

self discovery

Practicando el autoconocimiento

Facebook
Twitter
LinkedIn

A veces las pequeñas cosas a las que nos aferramos no nos permiten vernos a nosotros
mismos tal como somos. Esta condición humana nos lleva a crear Apegos. Sin darnos
cuenta, nos apegamos a las personas, los hijos, las ideas, las rutinas, y los planes que
nos separan del corazón de Dios por estar adheridos a lo pasajero.

El autoconocimiento implica la posibilidad de describirnos de la manera más real y
objetiva posible en los aspectos esenciales de nuestro ser: nuestros apegos. El proceso
del autoconocimiento, debe estar ligado al plano consciente, intencional, para no caer en
una idealización de quiénes somos. Por otro lado, también suele ocurrir encontrarnos con
personas que conocen más a su pareja, a sus hijos y a sus padres, que a ellos mismos.
La falta de conocimiento personal se extiende a todas las áreas de nuestra vida.

El autoconocimiento es una herramienta para tratar problemas de autoestima, crecimiento
personal, y autorrealización. A propósito del deseo de lograr cosas importantes en la vida,
la falta de autoconocimiento obstaculiza el proceso de futuras generaciones, lo que puede
estar presente de diversas formas, por ejemplo, cuando un padre se aferra a la idea de
que su hijo herede sus ideales egoístas, y esta herencia lo separa de su autorrealización.

¿Cómo empezar a conocerse a uno mismo? Toma tiempo para realizar ejercicios de
autoconocimiento; y uno muy potente es la escritura emocional. Escribir un diario durante
semanas y meses puede llevar a un entendimiento profundo de hacia dónde estás
llevando tu vida. Escribir un diario es una manera de hacer surgir el yo interior. Esto
proporciona el diálogo entre la imagen personal ideal y la que se tiene en el momento. Es
una actividad tranquila mediante la cual se puede centrar y escribir lo que no se está listo
para expresar en voz alta. Algunas preguntas a responder cuando se escribe el diario, y
que pueden ser de ayuda al momento de realizar la introspección son: ¿Quién soy? ¿Qué
amo? Y ¿Qué le diría a mi yo en el futuro?

Crecer como persona es un proceso que dura toda la vida. Si tus pensamientos sobre el
futuro son oscuros, negativos o limitantes, sé consciente de que puedes cambiarlos.
¿Cómo? Dando un sentido importante a tus experiencias de vida. No porque hayas vivido
experiencias traumáticas debes quedarte anclado en ellas. La vida no te da lo que
quieres, sino lo que necesitas para avanzar. Es por eso que se recomienda crear una
Línea de Vida con las experiencias y aprendizajes. La experiencia enseña que no siempre
tomamos el camino apropiado, y que podemos encontrarnos en una situación en la que
nos sentimos lejos de nuestra propia esencia. Esto nos lleva a vivir como en piloto
automático, distanciados de nuestros sueños, nuestras aspiraciones y nuestras
necesidades.

Otras cosas que ilustran una parte absurda de los apegos son todas esas inclinaciones
diarias que se convierten en imperfecciones, sin apenas darnos cuenta, pero que nos
alejan del amor hacia los demás; cuando nos apegamos a cosas pequeñas, a veces tan
tontas como a un objeto preferido, un bolígrafo que escribe perfecto, o un automóvil
nuevo, que no toleramos que se desgaste por el uso, y llegamos aun a quejarnos de las
personas que tienen la desventura de compartir su uso.

Y por último, el apego más doloroso, sin duda alguna: el duelo a la pérdida de un ser
querido. Cuando ese alguien que ya se ha ido puede mantenernos enojados, aún con
Dios. ¿Por qué estar enojados con Él? Él es el Señor del universo. Cuando pasamos por
una situación similar de dolor y angustia, corresponde confiar en Dios, creer que todo lo
que ocurre en nuestra vida está en perfecta armonía con el plan que tiene para nosotros,
definitivamente, es una convicción necesaria para elevar nuestro espíritu y llegar al
autoconocimiento. Así que, si queremos vernos con claridad, resulta esencial pedir al
Espíritu Santo que nos guíe a toda la verdad, incluyendo las verdades más profundas
sobre nosotros mismos, que se esconden en nuestro subconsciente, en caso contrario,
nunca podremos vernos con mayor iluminación.

En este momento, aprovecha la lectura para introducir una nueva idea en tu mente; idea
que puede ayudarte a comprender un poco más sobre el tema: nuestras imperfecciones
separan nuestro corazón del amor de Dios. ¿Cuáles son las imperfecciones que te
mantienen diariamente aferrado y no te permiten conocerte, haciendo que tus apegos te
impidan autoconocerte?

Extraído del libro Amar se Aprende


Shopping Basket

Póngase en contacto

Suscríbase a nuestro boletín