Blog

Acciones concretas para comenzar a bendecir a los hijos

Facebook
Twitter
LinkedIn

Para comenzar a bendecir a los hijos, solo tienes que hacerlo desde el corazón y actuar siempre bajo el amparo de Dios.

En este artículo quiero mostrarte los pasos que puedes seguir y qué decirle para llenarlos de bendiciones de distintas maneras.

Ejemplos prácticos para comenzar a bendecir a los hijos

comenzar a bendecir a los hijos

Padre nuestro, en tu nombre sello y protejo (nombre de tu hijo), pido a tu Padre Todopoderoso que te envíe las bendiciones, para cuidar ellos, protege y bendice a mis hijos (repite el nombre de tu hijo).

Para comenzar a bendecir a los hijos pide en la Palabra que te ayude.

Señor, mantenlos a salvo de cualquier mal y peligro que surja en su vida diaria y suple todas sus necesidades para que puedan tener paz mental. Cuídalos en tiempos de adversidad.

Mi Padre Celestial, guíalos en su camino, Señor, no los sometas a ningún mal consejo, a ningún mal trato, ni a nada que los lastime y les rompa el corazón.

Señor Dios, te sello y protejo con el poder de la sangre de Cristo para que estés a salvo de cualquier accidente, peligro o desastre natural que te pueda afectar.

Santo de los Santos, tú eres quien atiende las peticiones, escucha mis peticiones y cúbrelas con tu santo manto de todo mal, peligro o enfermedad, mental y física.

Señor, los sello y protejo contigo por el poder de la sangre del Lugar Santísimo que derramaste para redimirnos de todos los enemigos del cuerpo y del alma. Los pongo en tus manos, Señor Jesús, para que cualquiera que quiera hacerles daño quede bajo tu poder.

Pide de corazón

Oh mi señor Jesús, por tu valiente y generoso sacrificio, te pido que limpies y purifiques a mis hijos (di sus nombres en voz alta), selle su alma, cuerpo y espíritu, sus mentes, sus corazones y sus vidas a través de esta oración también se dan cuenta de que la mejor vida es dar la vida por ti.

Santo Jesús, pongo en tus manos la existencia entera de mis hijos (repite sus nombres) para que tú seas el Santo que guíe sus caminos y sus pasos, ¿quién les dará protección y bendición? No importa quién elija lo mejor para ellos, incluso si no están de acuerdo contigo, te encontrarás a su lado en todo para protegerlos y bendecir su camino y mostrarles tu luz interior.

Permíteles señor ganar todas las batallas con el mal, tanto mental como físico, y hazte presente y hazlos invisibles al peligro.

Te entrego a mis hijos (di sus nombres en voz alta) porque sé que estarán a salvo con tu ayuda Padre Todopoderoso

Otras maneras de hacer bendiciones

Que bendigas a tus hijos es una forma poderosa de transmitirles amor, apoyo y buenas intenciones. Te dejo unos consejos sobre cómo bendecir a tus hijos:

Expresa palabras positivas

Elige palabras positivas y afectuosas para comunicar tus bendiciones. Dile cosas como «Te amo incondicionalmente», «Eres valiente y capaz», «Siempre estaré aquí para ti», «Que tengas un día lleno de alegría y éxito».

Es una manera sencilla de comenzar a bendecir a los hijos, que le digas cosas positivas, que lo llenen, solo eso ya es una bendición para ellos.

Sé específico y auténtico

Sé específico en tus bendiciones y afirmaciones. En vez de generalizar, muestra características y logros específicos de tus hijos.

Por ejemplo, puedes decir «Admiro tu creatividad y cómo siempre encuentras nuevas formas de expresarte».

Toca físicamente

Acompaña tus bendiciones con un toque físico suave, como poner tu mano sobre su hombro o abrazarlos.

El contacto físico puede fortalecer el sentido de conexión y seguridad.

Momentos especiales

Crea momentos especiales para bendecir a tus hijos, como antes de irse a dormir, en ocasiones importantes o en momentos de transición, como el inicio de un nuevo año escolar.

Estos momentos les brindan una sensación de ritual y significado.

Para comenzar a bendecir a los hijos debes crear momentos que nunca olviden, simples juegos en casa que sean nuevos para ellos, son cosas que no van a olvidar.

Escuchar activamente

Tómate el tiempo para escuchar activamente a tus hijos y mostrarles que valoras sus pensamientos y sentimientos.

Esto les permite sentirse comprendidos y apreciados, y refuerza la conexión emocional entre ustedes.

En este artículo te hablo del poder de las bendiciones paternas.

Integra valores y creencias

Si tienes creencias religiosas o espirituales, puedes incorporar bendiciones que reflejen esos valores. Por ejemplo, puedes incluir una oración o invocar la protección divina en tu bendición.

Ten rituales de bendición y expresa palabras de amor y apoyo a diario

Para comenzar a bendecir a los hijos, como ya te dije antes, muestra apoyo a los hijos y trabaja a que le crezca el amor propio, confianza y bienestar emocional.

Escucha activa

Presta atención y muestra interés genuino cuando tus hijos quieran hablar contigo.

Escucha sin juzgar y valida sus sentimientos y experiencias. Esto les hace sentir que son importantes y valorados.

Elogios sinceros

Reconoce y elogia los logros y esfuerzos de tus hijos. Sé específico al expresar tu apoyo y resalta las cualidades o habilidades que admiras en ellos.

Por ejemplo, puedes decir «Estoy orgulloso de cómo te esfuerzas en tus estudios» o «Me encanta tu creatividad y cómo siempre encuentras soluciones innovadoras«.

Para comenzar a bendecir a los hijos, siente el orgullo de cómo logran cosas y dile palabras bonitas y ricas.

Mensajes de aliento

Utiliza palabras de aliento y motivación para ayudar a tus hijos a superar desafíos y dificultades.

Diles que crees en ellos y que confías en su capacidad para enfrentar y superar los obstáculos.

Por ejemplo, puedes decir «Sé que puedes hacerlo, confío en ti» o «Estoy aquí para apoyarte en lo que necesites».

Apoyo emocional

Brinda un espacio seguro y comprensivo para que tus hijos compartan sus emociones.

Anímalo a expresar sus sentimientos y valida sus emociones. Puedes decir «Entiendo que te sientas triste, estoy aquí para escucharte y apoyarte».

Mostrar interés y participación

Participa activamente en las actividades de tus hijos. Asiste a sus eventos deportivos, presentaciones escolares o cualquier actividad que sea importante para ellos.

Demuéstrales que valoras su pasión y esfuerzo al estar presente y mostrar interés genuino.

Para comenzar a bendecir a los hijos haz que sepas que te interesa todo.

Animar la autodeterminación

Fomenta la autonomía y la toma de decisiones en tus hijos. Apóyalos en la búsqueda de sus metas y permíteles aprender de sus propios errores.

Anímalos a tomar decisiones informadas y a confiar en su capacidad para resolver problemas.


Shopping Basket

Póngase en contacto

Suscríbase a nuestro boletín